Búsqueda personalizada

EL HOMBRE DE LA NATURALEZA

Hace muchos años los animales se adaptaron a la ciudad. Sin embargo ahí no vivían todavía los hombres, pero un día los hombres vinieron y echaron a todos los animales para que fueran a vivír en la selva, un hombre soñaba que un día estaría con los animales, pero él sabía que eso era solo un sueño, el 23 de junio de 1914 el hombre había despertado en la selva, chocó contra un árbol tratando de despertar, pero muy pronto se dió cuenta de que era realidad que se encontraba en la selva.
Un león viene y le dice: -¿De qué especie eres tú? -.
- Soy un humano - le dice el hombre.
Entonces el león saltó y fué corriendo a avisar a los otros animales que había un hombre en la selva. Los animales pensaron que podría ser un enemigo para ellos, así que le tiraron un coco y panales de abejas, el hombre corrió como pudo, pero con una picazón de abeja se desmayó.
Cuando despertó el león le dijo: - ¿Que te ha pasado amigo?-.
El hombre se quedó con la boca abierta porque el león le había dicho amigo, luego le habló un lobo: - ¿Por que no ahullas auuuuuuu auuuuuu ?-.
- Los humanos no ahullamos -.
En eso un elefante dijo: - ¿Pero no veis que es un elefante?¿Que te crees lobo, que los elefantes aullamos? -.
- Tampoco soy eso - dijo el hombre.
- Pero no habeís visto, es una oveja mbeee mbeee - dice una oveja.
- Tampoco soy una oveja -.
- Ya sé - dice un cerdito - oiiii oiiii -.
-Pero no soy tan gordo para ser un cerdito -.
- Pero si decís oiiiii oiiiiiii... ¿verdad? - dijo nuevamente el cerdito.
- ¡Basta! - dijo el hombre - no soy de ninguna de sus especies.
- Pero no es para tanto - dijo el cerdito.
Pero el hombre se fué corriendo y tropezó con una tortuga, y la tortuga dijo:
- ¡Aléjate de mí!, porque soy alérgica a la juventud -.
- Pero que vieja - pensó el hombre.
Al cabo de unos minutos el hombre construyó su morada en una montaña pero siempre le costaba escalar. Unos hombres vinieron para cazar a los animales pero el hombre intentó defenderlos, pero recibió un dardo tranquilizante que lo hizo dormir. Los hombres estaban por cazar al león, pero el hombre se levantó y corrió hacia los cazadores, les quitó la ametralladora y los rompió y dijo: - ¡Vayanse de aquí!, no maten a los animales, ellos son una parte importante de la naturaleza -.

Fin

Autor: Ruben Dario Avalos Flores
Edad: 6 años