Búsqueda personalizada

El árbol mágico


Allá por los días 19 del mes de agosto del año 1989, Fredy estaba cantando muy alegremente porque tenía un sombrero nuevo, estaba tan feliz que tenía ganas de salir a dar un paseo, pero no se había dado cuenta de que había un viento terrible y el viento se lo llevo el sombrero, Fredy corrió lo más rápido que pudo detrás del sombrero, el viento se lo llevaba a todas partes hasta por encima de los árboles, se estaba comenzando a cansar, finalmente casi alcanzo su sombrero pero el viento justo en ese momento soplo más fuerte que el sombrero voló hacia un rio, Fredy ya no podía alcanzarlo, tristemente se sentó bajo las sombras de un viejo árbol y el árbol comenzó a hablarle, Fredy estaba muy asustado pero toma mucho más confianza cuando le dijo que le regalaría un sombrero nuevo y con su magia hizo un sombrero nuevo y mucho más bonito que el que había perdido, Fredy se alegró mucho no solamente porque tenía otro sombrero sino porque había descubierto un árbol mágico, al otro día fue a visitarle a su abuela en la granja y la abuela le pidió que le ayudara a alimentar a los animales, Fredy encantado dijo sí, pero lo hizo todo mal le dio comida de cerdo a las gallinas, y comida de caballos a los cerdos, y comida de perro a las vacas, y desde luego la comida de vacas a los perros, después escucho que todos los animales maullaban Fredy se preguntó ¿pero que pasa aquí?, pero luego no le dio importancia, el árbol mágico estaba viendo lo que sucedía ahí, y se fue a avisar a su abuela que se conocían desde tiempos inmemorables, cuando Fredy estaba por decirle a su abuela que ya había terminado el trabajo, la abuela le explico lo que había sucedido, que había alimentado a los animales con los alimentos equivocados, ¿Quién te lo conto abuelita? El árbol mágico le respondió, ¿conoces al árbol mágico le pregunto Fredy? Pues claro que si le dijo la abuela, ¿y tú también lo conoces? Claro que sí, pensaba que yo era la única persona que conocía al árbol mágico dijo Fred.

Fin.


Autor: Rubén Darío Avalos Flores

Edad: 6 años

Reside: en Sevilla, España para recibir tratamiento médico.

Nacionalidad: Paraguaya