Búsqueda personalizada

LA FÁBRICA DE ROBOTS

El científico John se pasaba horas paseándose por un lado y por otro siempre pensativo, casi nunca se reía. Pasaron 3 días y nadie había visto nuevamente a John pasearse, todo el mundo se preguntaba ¿dónde estará? un niño llamado Simba no se resistió a la curiosidad y fue al laboratorio de John y lo espió por la ventana no se pudo creer lo que vio, era un televisor una cámara y un tuvo enorme, entonces apareció John que con una sonrisa dijo la fábrica de robots ha sido terminada, tomo un papel donde tenía dibujado a un robot, le hizo una foto y por la tele salió la foto hecha por la cámara, un minuto después del tuvo salió un rayo que se convirtió en un robot exactamente igual al dibujo de la foto, John dijo funciona bien!!! entonces Simba estornudo, John escucho el estornudo y descubrió a Simba primero lo miro seriamente como si estuviera enfadado y luego empezó a reírse y le dijo hola muchacho ¿cómo te llamas? Simba le respondió, John se fue y entro en una habitación, cuando volvió traía un tarro lleno de caramelos y dijo come Simba coge todos los caramelos que quieras, Simba cogió caramelos hasta llenarse los bolsillos y luego John creo otro robot mucho más pequeño, lo cogió en su mano y dijo toma Simba te regalo este robot, Simba se puso muy contento al otro día ya había contado a todo el mundo que John había hecho una fábrica de robots y de cómo los fabricaba a los robots, desde ese día todo el mundo entraba en el laboratorio y le decían te compro la fábrica de robots y John siempre decía no, pronto la gente no dejaba descansar a John he incluso ya intentaban robar la fábrica., pero John creo un robot policía que detenía a la gente cuando intentaban robarle su invento. Simba se puso muy triste y se decía a si mismo todo es culpa mía y así Simba decidió hacer algo, vendió su robot y la gente dejo de molestar a John porque decían si nosotros tuviéramos la fábrica de robots ¿esta clase de robot vamos a fabricar? este robot es muy pequeño, porque viendo el tamaño del robot pensaron que solo se podía fabricar robot pequeños, pero la realidad era otra, John regalo más golosinas a Simba y fabrico otro robot para él y fueron muy buenos amigos para siempre.

 Fin 

Escritor: Rubén Dario Avalos Flores
Edad: 8 años 
Nacionalidad: Paraguaya Reside en Sevilla - España