Búsqueda personalizada

Gustavo el Mejor Chef de Hamburguesas


Gustavo el chef más famoso del mundo entero, conocido por sus deliciosas hamburguesas, un día vino al restaurante de Daiana, un extraño niño con una máscara de pizza, eso le llamo la atención a Gustavo, en ese restaurante no se servían pizzas, pero si en el restaurante de Alan, donde él siempre estaba compitiendo para ver cuál restaurante era el mejor.
Gustavo le quito la máscara y tras ella se ocultaba el rostro de Alan, que salió corriendo, al otro día se haría una competición “Al Mejor Chef” participarían Alan y Gustavo.
Alan hizo su mejor pizza le salió para chuparse los dedos, pero la hamburguesa de Gustavo salió para comerse los dedos de lo delicioso que estaba, todos los jueces dieron 100 puntos a la hamburguesa de Gustavo y 10 a la pizza de Alan.
Gustavo le superaba de lejos y la segunda y última prueba sería quien come más rápido, Alan se metía una pizza entera en la boca, pero Gustavo se metía dos hamburguesas enteras en la boca y se las tragaba sin masticar, nuevamente ganó Gustavo y le dieron 100.000.000 puntos y a Alan 100 puntos, Gustavo y Daiana se llevaron tres millones de euros con noventa y nueve céntimos. Daiana era la jefa de Gustavo y la dueña del restaurante, ella se quedó con el dinero pero le pago la mitad a Gustavo, sin embargo Alan no tenía jefa ni jefe, él era el dueño, el jefe, el chef, el camarero, el cajero y el que limpiaba, con ese dinero Daiana hizo mejoras en el restaurante y Gustavo se compró una casa de lujo con piscina, castillo hinchable, cine y supermercado. Alan veía que su restaurante de pizzas nunca sería tan bueno como el restaurante de hamburguesas de Daiana, asique decidió retirarse y como su restaurante no triunfaba, decidió buscar trabajo en el restaurante vecino, Gustavo necesitaba empleados, fue a trabajar allí, pero Gustavo no se fiaba mucho de Alan, pero Daiana insistía en darle una oportunidad y como ella era la dueña decidió que Alan trabajará allí, a Alan se le dibujo una sonrisa en la cara, al otro día Gustavo estaba haciendo hamburguesas como siempre, entonces se fue al servicio, mientras Alan echo picante a la hamburguesa y Gustavo no se dio cuenta, cuando sirvió la hamburguesa los clientes dijeron que estaba muy picante, lo mismo paso desde aquel día y el restaurante estaba decayendo, ya casi no venía gente a comer, todo era culpa de Alan pero nadie lo sabía, ahora que nadie venía a ese restaurante todos irían al restaurante de Alan. Gustavo al ver lo que ocurría dijo ¡sabía que no debíamos haber confiado con nuestro rival numero 1! Daiana estaba aún más enfadada y se le ocurrió un plan para vengarse, haría lo mismo que había hecho Alan, infiltrarse en el trabajo y echar picante a las pizzas, pero Alan era muy listo y enseguida supo lo que tramaban, pero como Alan era el chef, el camarero, el dueño, el jefe, y el que limpiaba, pronto se cansó no paraba de trabajar las 24 horas, tenía tantos clientes que ya no daba más, asique admitió que él fue el que echo picante a las hamburguesas, los clientes volvieron al restaurante de Daiana y Alan por fin pudo dormir después de tres días de trabajo sin parar, al reconocer su error Alan pudo volver a trabajar en la hamburguesería y como siempre las ventas repuntaron rápidamente convirtiéndose de nuevo en el mejor restaurante, con el mejor Chef de hamburguesas del mundo.

Fin

Autor Rubén
Guion Rubén
Creado por Rubén
Argumento de Rubén
Supervisado por Liliana
Edad de Rubén 8 años
Dedicado a Gustavo y a su familia con todo mi cariño… RUBENCITO